AstronDivinorum

Husmear el pasado,Vivir el presente,Adivinar el futuro.

El Tao como antecedente de la filosofía libertaria

Posted by astrondivinorum en 13 noviembre 2009

Hemos mencionado antes el libro del Tao como antecedente de la filosofía libertaria mediante un par de citas – ahora trataremos de explicar más a fondo las conexiones entre el pensamiento libertario actual y la filosofía taoísta que procede del siglo VI a.C. Para ello, nos serviremos de las observaciones tanto de pensadores libertarios (especialmente Murray Rothbard o David Boaz) como de estudiosos del taoísmo (esencialmente Alan Watts).
Primero, para comprender la esencia del Tao, debemos examinar el concepto del wu-wei. De traducción incierta, puede entenderse como la acción a través de la no-acción, el actuar de acuerdo con una corriente natural, sin artificio. Watts (1) lo explica así:
El wu-wei es el estilo de vida de quien sigue la corriente del Tao, y debe ser entendido principalmente como una forma de inteligencia, o sea, como una forma de comprender los principios, estructuras y tendencias de las cuestiones humanas y naturales tan bien, que uno utiliza la menos cantidad de energía para ocuparse de ellas.

El wu-wei es una comprensión que se alcanza medinte el Tao, que significa camino. Este camino debe ser recorrido por cada hombre individualmente, sin nadie que dirija nuestros movimientos. Ese pensamiento entronca con la doctrina que encontramos en el libro del Tao de Lao Tze (2) un manual para el gobernante que mantiene que el Sabio dice:
No hago nada y el pueblo se reforma por sí mismo.
Permanezco en la quietud y el pueblo actúa rectamente por sí mismo.
No me ocupo de ningún negocio y el pueblo se enriquece por sí mismo.

Basádose en ésta y otras muchas citas, Murray Rothbard expuso de forma magistral (3) cómo la creencia en el orden espontáneo tenía en Lao Tze su primer exponente. Mientras que Rothbard trazaba esta línea de pensamiento cronológicamente hasta Hayek, David Boaz, presidente del Cato Institute, también incluyó a Milton Friedman en esta tradición, junto con pensadores como Alexis de Tocqueville, John Stuart Mill, John Locke y el propio Rothbard, entre otros (4). Alan Watts, por su parte, se muestra indeciso respecto a si incluir el taoísmo en una línea próxima al liberalismo más radical o directamente en un anarquismo inspirado por Kropotkin. Sin embargo, los elogios que hace Lao Tze a los buenos negocios (“en los negocios, ama la habilidad”), hacen que nos inclinemos por la primera opción.
Chuang Tze (5), continuador de la filosofía de Lao Tze, dice por su parte que
Los gobernantes son simples guías, mientras que las personas son libres como el ciervo salvaje.

A pesar de esto, Rothbard le ha tratado de mostrar como un antecedente del anarco-capitalismo (6). Mientras que la conexión es más acertada que la de Watts, la rechazamos también por inexacta. Tanto Lao Tze como Chuang Tze tratan de guiar al buen gobernante, esto es, un gobernante no-intervencionista. Watts confirma este supuesto diciendo que
Si reflexionamos sobre ello, el gobierno implica, simplemente, una ausencia de responsabilidad, en el supuesto de que asumamos que existen personas diferentes a nosotros mismos, que realmente saben cómo manejar las cosas. Pero el gobierno – que aparentemente actúa por el bien del pueblo – se convierte en una empresa que sólo se sirve a sí misma. Mantener las cosas bajo control genera leyes de creciente complejidad e ininteligibilidad, y obstaculiza el trabajo productivo exigiendo tanto papeleo que el registro de lo que se ha hecho adquiere mayor importancia que lo que realmente se ha hecho.

Otra característica que el taoísmo comparte con el liberalismo es el reconocimiento de que la ordenación natural de las cosas da lugar a imperfecciones. Recordemos que el liberalismo, a diferencia del socialismo, no es una filosofía de raíz utópica. Hay cientos de ejemplos en los escritos taoístas, aunque elegiremos para ilustrar nuestro argumento el comentario que hace Watts sobre las armas en el Tao Te King:
Lao Tze señala que “aunque la gente posee armas, no las exhibe”, ya que éstas son, hasta cierto punto, una extensión natural de los dientes, las garras y caparazones. La visión taoísta de la naturaleza no era sentimental. Reconoce que en algunas ocasiones es necesario emplear la violencia, pero no sin remordimiento porque “El mejor militar no es marcial / el mejor guerrero no es violento”.

Finalmente, el pensamiento taoísta sostiene que va en contra de la naturaleza humana mandar a la gente a la cárcel por comportamientos o delitos sin víctimas. Éste es uno de los ejes del derecho libertario, que se niega a condenar “crímenes” como la homosexualidad, la circulación sin cinturón de seguridad o casco, el consumo de drogas o la prostitución. El Tao no da órdenes sobre cómo comportarse, ni siquiera nos ofrece muchas guías de tipo moral. Más bien nos dice que si aprendemos a actuar como el sabio, sabremos actuar sin dañar a otros innecesariamente, y que además esta actitud nos producirá satisfacción. Nada que ver con la mojigatería de izquierdas y derechas, que legislan obsesionados con que los ciudadanos actúemos de forma moral, tratándonos como si fuéramos niños y, en definitiva, impidiéndonos seguir el camino del Tao.

Alan Watts, el Camino del Tao
Tao Te King, Lao Tze (Cap. LVII)
Concepts of the Role of Intellectuals in Social Change Toward Laissez Faire, Murray Rothbard
The Libertarian Reader – Writings from Lao-Tzu to Milton Friedman, David Boaz
Zhuang Zi, Chuang Tze
The Ancient Chinese Libertarian Tradition, Murray Rothbard 
Taoísmo y Anarquismo: Anarkotaísmo
Defromistaakioto

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: